Maroon 5 y Guster ven las concesiones forestales comunitarias como una solución a la tala ilegal en las selvas de Guatemala

23 mayo 2016
Comentarios 0
23 mayo 2016, Comentarios 0

La tala ilegal es una de las peores amenazas ambientales actualmente y una realidad en los bosques de Mesoamérica. Esta actividad está relacionada con otro tipo de afectaciones ambientales y sociales, como la trata de personas, el trabajo infantil, la corrupción y el narcotráfico.
Los bosques del mundo son el resguardo para mitigar las consecuencias devastadoras del cambio climático, y es justo donde habitan pueblos indígenas y comunidades donde mejor se conservan las masas boscosas del planeta, incluso más que en las áreas protegidas creadas por los Estados.
Por ello es urgente que gobiernos como el de Guatemala respalden y renueven las concesiones forestales otorgadas a las comunidades que se están encargando exitosamente de trabajar y preservar las selvas en áreas como el Petén, ahora amenazada por la tala ilegal.
¿De donde viene la madera que consumimos? ¿Es posible rastrearla para garantizar que nuestros muebles o guitarras no sean causantes de la devastación de selvas milenarias? Estas fueron las preguntas que se hicieron los músicos de las bandas Guster y Maroon 5.
Adam Gardner, guitarrista de Guster y cofundador de la organización ambiental Reverb viajó hasta la Reserva de la Biosfera Maya el 5 de diciembre pasado junto con James Valentine y Jesse Carmichael, músicos de Maroon 5, además de otros representantes de las organizaciones Reverb y la Environmental Investigation Agency (EIA)
La Reserva de la Biosfera Maya, ubicada al norte de Guatemala, es el área boscosa más importante de la región, está compuesta por parques nacionales, sitios arqueológicos y biotopos, y además, es una referencia en cuanto a la concesiones forestales. Estas concesiones cubren grandes regiones de bosques y selvas que son gestionadas por las comunidades locales, que cosechan la madera y otros productos forestales de forma sostenible, y se han convertido en un ejemplo que comprueba que preservar el bosque y beneficiarse igualmente de él no solo es posible, sino necesario, ya que se desarrolla una interrelación de dependencia y protección entre el bosque y las comunidades.
Precisamente aquí viene trabajando desde hace varios años COPADE – Fundación Comercio para el Desarrollo, en un proyecto cofinanciado por AECI -Agencia Española de Cooperación Internacional-. Personal de COPADE en Guatemala trabaja junto a FORESCOM (Empresa Comunitaria de Servicios del Bosque S.A.) poseedora del sello de Comercio Justo MADERA JUSTA, promovido por COPADE, con el número de certificado MJ.14.G2.0.0003, quien actúa como cabeza de custodia de un grupo de empresas proveedoras de madera: AFISAP, ÁRBOL VERDE, CUSTOSEL, OMIC, CARMELITA y la Sociedad Civil EL ESFUERZO.
FORESCOM está integrada por unas dos mil familias aproximadamente. Un total de 322.000 hectáreas de bosque certificado FSC y en torno a 7.500 metros cúbicos de madera anual para oferta comercial. La cooperativa comercializa y, en algunos casos, exporta los productos fabricados con la madera de las citadas empresas.
Por ejemplo, sus productos elaborados con madera de pucté y santa maría están disponibles en las tiendas españolas de LEROY MERLIN (mobiliario y elementos de jardín), con los certificados ambientales y sociales FSC y MADERA JUSTA. Además, FORESCOM colabora actualmente con otros miembros de la plataforma, como son IED, Escuela IDEO y BELLOTA Herramientas (huertos domésticos), gracias siempre a la intermediación de la Fundación COPADE.
Sergio Ortíz, de la Sociedad Civil El Esfuerzo, comentan que ellos usan y protegen los bosques planeando el futuro a 90 años, porque son conscientes de que sus hijos y los hijos de sus hijos van a depender de estas decisiones.
El Esfuerzo es una de las 9 concesiones comunitarias que son parte de la Asociación de Comunidades Forestales del Petén (ACOFOP). Teresita Chinchilla, directora técnica de esta asociación, comentó que el objetivo de la misma es fomentar el desarrollo en las organizaciones comunitarias y resguardar los recursos.

ACOFOP_TeresitaChinchilla

La ACOFOP está conformada por 24 organizaciones reconocidas a nivel nacional e internacional, que mediante el buen manejo sostenible de los recursos naturales y culturales garantizan la conservación de gran parte de la Reserva de la Biosfera Maya, bajo el principio de que el compromiso activo de las comunidades es la única alternativa para proteger y conservar los bosques en la zona de usos múltiples. ACOFOP a la vez es parte de la Alianza Mesoamericana de Bosques y Pueblos (AMPB), una organización mesoamericana que reúne a comunidades forestales y pueblos indígenas en defensa de los bosques de la región con el fin de visibilizar la gestión exitosa de las comunidades en el manejo de sus recursos naturales para incidir en los gobiernos e instancias que diariamente toman decisiones sobre temas que afectan directamente a las comunidades.
En su visita al Petén, estos músicos conocieron las prácticas innovadoras y eficaces de gestión forestal, modelo exitoso de Manejo Forestal Comunitario que mantiene el último remanente boscoso más grande de Guatemala. Estas concesiones forestales son un modelo de desarrollo exitoso, que genera beneficios económicos y sociales.
Adam Gardner comentó “Pedimos comprender mucho de los desafíos a los que se enfrenta Guatemala en la gestión y protección de sus ricos recursos naturales, fuimos testigos de uno de los mejores ejemplos en el mundo”.

REVERB_AdamGardner

Jesse Carmichael, de Maroon 5, expuso que el preguntarse de dónde venía la madera de las guitarras que ellos usaban fue una pregunta que les abrió lo ojos, y a partir de allí la visita y la información compartida por las personas gestoras de estas iniciativas comunitarias les da herramientas para dar la voz de alerta entre otras personas del gremio de la música.

MAROON5_JesseCarmichael

En las últimas décadas la cobertura boscosa de Guatemala ha ido disminuyendo de forma alarmante en las últimas décadas y los remanentes de bosque coinciden justamente con la región del Petén que es administrada por las comunidades forestales locales.

MADERAJUSTA_BiosferaMaya

Los integrantes de estas bandas se dieron cuenta de que la tala ilegal implica no solo destrucción ambiental, sino, violencia hacia las personas que hablan en defensa de los bosques y actúan en favor de la protección de los recursos. Conocieron sobre la cantidad de activistas y líderes indígenas que han siso amenazados e incluso asesinados en la región durante los últimos años.
Luego de su visita, los músicos solicitaron al Presidente de este país, Jimmy Morales, su apoyo para la preservación a largo plazo de las mismas. En una carta enviada al Presidente Morales, los músicos destacaron que “la comunidad conservacionista internacional ve a Guatemala y al modelo de las concesiones comunitarias como ejemplo para replicar” pues son un referente de mitigación de los impactos del cambio climático y apuntaron que junto a favorecer la protección de la Reserva de la Biosfera Maya (RBM), han contribuido a fortalecer la salud económica y social de las comunidades.
En un comunicado de prensa la organización EIA resaltó que el presidente Jimmy Morales puede ayudar a la preservación del modelo de gestión forestal comunitario, abogando por mantener el proceso concesionario a largo plazo.
“El Presidente Morales puede ayudar a preservar este modelo exitoso abogando por la renovación a largo plazo de los contratos de las concesiones basándose en los avances económicos y de conservación que las comunidades guatemaltecas han venido ya mostrando a través del manejo comunitario de los bosques”, afirmó Lisa Handy, la Asesora Principal en Políticas de la EIA. En este comunicado de prensa, también se destacó que diversas organizaciones están apelando al gobierno guatemalteco para que renueve las concesiones comunitarias, pues la mayoría de éstas vencerán en la próxima década. “De no permitirse la renovación, muchos temen que los bosques ubicados dentro de las concesiones se vuelvan vulnerables a la deforestación tanto por parte de pequeños agricultores y agricultores industriales, como de taladores ilegales”, enfatizó la organización EIA
A partir de esta visita se realizó el siguiente documental, que explora las lecciones aprendidas del viaje y explica porque músicos pueden desempeñar un papel único en la lucha contra la tala ilegal.
La conclusión es que sí importa de dónde viene la madera, y que sí existe una forma sostenible de utilizar y proteger el bosque a la vez, y las comunidades forestales del Petén son el mejor ejemplo de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 20 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR