¿CÓMO SE REFORESTA UN BOSQUE?

9 junio 2015
Comentarios 0
9 junio 2015, Comentarios 0

El socio de la Plataforma Madera Justa, Juan Casado, de Gesmontes, nos explica por qué es tan necesaria la reforestación y cómo se lleva a cabo.

Reforestar un bosque

Una repoblación forestal es una actuación de restauración o mejora de los valores ecológicos de un monte, los cuales habían sido destruidos o muy dañados y no consiguen regenerarse por medios totalmente naturales. En definitiva, se trata de llevar a cabo una serie de actuaciones para conseguir llevar a la masa desde un estado malo a un estado bueno, o al menos, al inicio de ese estado, mediante plantación o impulso del regenerado natural existente.

Las repoblaciones se hacen sobre montes que han sido destruidos o dañados por incendios, alta carga ganadera o cinegética, aprovechamiento abusivo de productos forestales (fuertes cortas de madera), etc… siendo los incendios, la causa más habitual en el clima mediterráneo de destrucción de los montes.

Cuando se produce un incendio, la masa forestal, árboles, matorrales y pastos, se destruyen por completo dejando sin protección ni cobertura alguna al suelo. Tras los incendios de verano viene una época de lluvias en otoño, que generan una gran erosión sobre el terreno descubierto de vegetación que ha quedado tras el incendio. La lluvia arrastra, además del sustrato, las semillas que podrían germinar y con ello, la fertilidad del suelo disminuye muchísimo.

Tras un incendio suele aparecer una cubierta de pastos, que pasa a una cubierta de matorral pirófito, es decir, matorral de bajo valor ecológico que es tendente a iniciar incendios. Este matorral dejará paso a especies arbóreas tras muchos años, siempre que haya semillas en el suelo.

En muchas ocasionas la regeneración natural de las zonas dañadas se da de forma muy lenta ocasionando que los procesos erosivos produzcan una enorme pérdida de suelo y, por consiguiente, evite de todos modos la regeneración del monte.

Para evitar todo estos problemas de erosión, y para conseguir una restauración del monte de una forma más rápida, se usa la repoblación forestal.

El primer paso de una repoblación es la eliminación del matorral mediante desbroce o gradeo. Este matorral se elimina porque hará mucha competencia a nuestra plantación y no dejará que prospere correctamente nuestra repoblación. Además, la existencia de este tipo de vegetales aumenta el riesgo de aparición de un incendio forestal en la zona.

El segundo paso es el de preparar el terreno para favorecer la instalación de las plantas. De esta manera, se colocarán las plantas elegidas para dicha repoblación y se le instalarán, en el caso de que sea necesario, los elementos de protección contra la fauna silvestre o doméstica existente en el monte.

Tras la repoblación toca llevar a cabo las n, es decir, aquellas plantas que se han secado hay que reponerlas.

En resumen, la repoblación forestal persigue la restauración de una forma efectiva y rápida de montes dañados por diversas causas, tanto naturales como antrópicas. Se trata de devolverle a ese monte sus valores naturales que le corresponden y que por diferentes causas han perdido.

Desde Gesmontes y en colaboración con la Fundación Copade y la Plataforma Madera Justa hemos llevado a cabo la reforestación de un monte cordobés. Este ejercicio ha sido financiado por la empresa de baterías de cocina AMC, dentro de sus actividades de responsabilidad social corporativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR