“La industria transformadora de madera puede adaptarse al cambio climático”

24 noviembre 2015
Comentarios 0
24 noviembre 2015, Comentarios 0

COPADE, junto con sus socios FACTOR CO2 y AEIM –Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera-, presentaron en la Asamblea de la Fundación, celebrada recientemente en Madrid, las primeras conclusiones de la Fase 2 del proyecto que estudia el impacto del cambio climático en las maderas tropicales y en el sector maderero español, financiado por la Fundación Biodiversidad, y cuyo objetivo es integrar la adaptación al cambio climático y la huella social en las estrategias de las empresas españolas del sector del comercio e industria de la madera.

Entre otras materias, el estudio aborda la importancia ambiental de los bosques, las principales causas de la deforestación, el ritmo de desaparición de la superficie forestal y las áreas de crecimiento de la foresta en el mundo. Una encuesta realizada por COPADE y FACTOR CO2 sobre los efectos del cambio climático en países tropicales desvela que el 50 por ciento de los encuestados observa que el cambio climático está afectando a los bosques tropicales y, por tanto, a las exportaciones de madera. Como consecuencia, esta realidad afecta al precio y disponibilidad de la madera y produce plagas y un encarecimiento de la extracción de la madera. COPADE, FACTOR CO2 y AEIM recomiendan diversificar las especies a explotar y comerciar y llevar a cabo estudios técnicos sobre nuevas especies.

El cambio climático impacta sobre las empresas del sector maderero. Sequía y vendavales son las principales adversidades climatológicas. Las empresas tienen una oportunidad en la adaptación proactiva a esta nueva realidad

En el marco del proyecto se ha creado una herramienta de cálculo de la huella social y de impacto del cambio climático en la empresa transformadora de la madera. “La industria transformadora de madera puede adaptarse al cambio climático”, señala Angy Akke, consultora de FACTOR C02. Según el estudio llevado a cabo junto a COPADE y AEIM, las variaciones en las condiciones climáticas repercuten en las empresas, pero es posible adaptarse a la realidad, minimizar ese impacto, mantener la actividad e incluso aprovechar las oportunidades que nos brinda el nuevo escenario.

Angy Akke (Factor CO2), junto a Jaime Manteca (COPADE).

Angy Akke (Factor CO2), junto a Jaime Manteca (COPADE).

Lluvias torrenciales, olas de calor, olas de frío, sequías y vendavales, entre otras adversidades climatológicas, afectan directa o indirectamente a la explotación y procesado de la madera. “A pesar de su vulnerabilidad, el sector es capaz de adaptarse a esta adversidad –concluye Angy Akke-. Sequía y vendavales son sus principales enemigos. En menor medida, las olas de calor y lluvias torrenciales. Esto puede devenir en oportunidad si se lleva a cabo una adaptación proactiva”.

En la segunda fase del proyecto también se han planteado unas directrices diseñadas con el propósito de incrementar la resiliencia del sector a corto plazo. En función de la localización geográfica, las directrices serán más o menos necesarias, dependiendo de la probabilidad y consecuencias que tengan los eventos climáticos en el lugar.

Las principales directrices para la adaptación al cambio climático del sector se centran en prevenir los daños físicos y económicos generados por vendavales y lluvias torrenciales, compensar el sobregasto de energía para refrigerar las naves durante olas de calor o cortes eléctricos durante lluvias torrenciales, prevenir los cortes eléctricos debidos a lluvias torrenciales y la interrupción consiguiente de la actividad, prevenir interrupciones del servicio de abastecimiento de agua en periodos de ola de calor y sequía, prevenir los efectos negativos en la salud y en la maquinaría de posibles olas de calor y finalmente, evitar una mala adaptación a las olas de calor previniendo las emisiones a la atmósfera de los gases refrigerantes con alto potencial de calentamiento global.

Balance del proyecto

En la segunda fase del proyecto “Integrar la adaptación al cambio climático y la huella social en las estrategias de las empresas españolas del sector comercio e industria de la madera” se pretende reducir los efectos del cambio climático sobre las empresas del sector de la madera en España y desarrollar medidas concretas para reducir su vulnerabilidad así como su mejorar su Huella Social.

Dentro del Análisis estratégico de adaptación al cambio climático en el sector de la industria transformadora de la madera en España elaborado por Factor CO2 junto con COPADE y AEIM, se realizó en 2014 el estudio “Incorporación de impactos, riesgos y vulnerabilidad en varias empresas del sector maderero”. Dicho documento tiene como objetivo analizar los retos y oportunidades a los que se enfrenta el subsector de la industria transformadora de la madera, a partir del análisis más detallado sobre la vulnerabilidad al cambio climático de la actividad de diferentes empresas. El análisis de vulnerabilidad se llevó a cabo para distintas empresas y regiones, abarcando toda la cadena de transformación de la madera con un horizonte temporal de 2015 a 2039.

En la segunda fase del proyecto “Integrar la adaptación al cambio climático y la huella social en las estrategias de las empresas españolas del sector comercio e industria de la madera” se pretende reducir los efectos del cambio climático sobre las empresas del sector de la madera en España y desarrollar medidas concretas para reducir su vulnerabilidad así como su mejorar su Huella Social

Alberto Romero (AEIM) en su intervención en la Asamblea de COPADE. A su lado Javier Fernández, director de la Fundación.

Alberto Romero (AEIM) en su intervención en la Asamblea de COPADE. A su lado Javier Fernández, director de la Fundación.

Para ello, se consideraron las proyecciones de las principales variables climáticas (temperatura, precipitación, viento, olas de calor, heladas y nivel del mar), regionalizadas para Andalucía, Cantabria, Cataluña y Galicia. Con ellas, se llevó a cabo un análisis de riesgos por una serie de eventos climáticos (aumento de temperaturas, descenso de precipitaciones, vendavales, olas de calor, olas de frío, sequías, lluvias torrenciales y aumento del nivel del mar). Se realizó para el periodo 2015-39, en varios de los eslabones de la cadena de valor del sector maderero, consultando tanto la bibliografía sectorial como la información proporcionada por diferentes empresas madereras de España.

De acuerdo con estos resultados, los impactos climáticos para los cuales priorizar la acción en el corto plazo han sido los siguientes: sequía y vendavales y en menor medida, olas de calor y lluvias torrenciales.

A continuación se presentaron una serie de directrices diseñadas con el propósito de incrementar la resiliencia del sector a corto plazo y difundirlas entre las empresas del sector de la madera en España. Aunque los impactos climáticos afectan a todos los eslabones de la cadena de valor del sector maderero, las directrices propuestas se enfocaron en el procesado de la madera ya que es el eslabón con mayor margen de maniobra. Cada una de las directrices responde al riesgo que suponen impactos concretos del cambio climático. En función de la localización geográfica, las directrices serán más o menos necesarias, dependiendo de la probabilidad y consecuencias que tengan los eventos climáticos en el lugar.

Las principales directrices para la adaptación al cambio climático del sector se centran en:

  • Prevenir los daños físicos y económicos generados por vendavales y lluvias torrenciales, compensar el sobregasto de energía para refrigerar las naves durante olas de calor o cortes eléctricos durante lluvias torrenciales,
  • Prevenir los cortes eléctricos debidos a lluvias torrenciales y la interrupción consiguiente de la actividad,
  • Prevenir interrupciones del servicio de abastecimiento de agua en periodos de ola de calor y sequía,
  • Prevenir los efectos negativos en la salud y en la maquinaría de posibles olas de calor y finalmente,
  • Evitar una mala adaptación a las olas de calor previniendo las emisiones a la atmósfera de los gases refrigerantes con alto potencial de calentamiento global.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR