AEIM pone el acento en la Responsabilidad Social Corporativa y en la Bioeconomía

13 marzo 2017
Comentarios 0
13 marzo 2017, Comentarios 0

La Responsabilidad Social Corporativa y la Bioeconomía centraron el pasado 9 de Marzo la jornada informativa previa a la asamblea general de AEIM, la Asociación Española del Comercio e Industria de la Madera.

Los compromisos ético y ambiental van estrechamente unidos en la adecuada gestión de las empresas familiares. A tal respecto, las asociaciones como AEIM pueden impulsar proyectos y actividades que respondan a los valores compartidos de todos los Asociados.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

La confianza es esencial para hacer negocios. Y España suspende en este sentido, debido a la corrupción de la clase política, los disparatados pagos a los ejecutivos de las grandes empresas y la obsesión por maximizar el beneficio y el valor de las acciones de las mismas.

“La empresa no es algo ajeno a la sociedad”

Todavía hoy, el valor de una empresa se mide esencialmente por su valor en Bolsa. Los directivos han de satisfacer a los dueños de las empresas. Alineados los intereses de ambos, se decide pagar al directivo con acciones de la empresa. Su sueldo es 354 veces mayor que el de un trabajador medio (en Estados Unidos) y unas 127 superior (en España). Es un modelo vigente desde los años setenta.

Ignacio Ferrero Muñoz, Profesor de Etica de la Empresa y Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Navarra

Ignacio Ferrero Muñoz, Profesor de Etica de la Empresa y Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Navarra

Hoy se empieza a poner en tela de juicio este modelo. Hay quienes abogan por preocuparse por los trabajadores, los proveedores y los competidores. Mejorar las condiciones de la sociedad, y no solo generar beneficios. “La empresa no es algo ajeno a la sociedad; debe estar imbricada en ella -sentenció en la jornada de AEIM para el sector de la madera Ignacio Ferrero Muñoz, Profesor de Etica de la Empresa y Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Navarra-. La Responsabilidad Social Corporativa es, además de moral, sostenibilidad, reputación y estética”.

El sector de la madera es especialmente sensible en este sentido, ya que está íntimamente ligado al medio ambiente. Ante la sociedad, “es un sector y una actividad sin prestigio”, porque los ciudadanos creen que daña al bosque, al paisaje y a la naturaleza.

El ponente destacó que AEIM es una Asociación donde “se respira y se percibe una inquietud ética muy acusada”; una preocupación por hacer las cosas bien y lograr transmitirlo a la sociedad.

BIOECONOMIA

La bioeconomía es un concepto novedoso, que apunta hacia un nuevo modelo económico basado en recursos renovables, en el que la madera debe adquirir cada vez más importancia. Es toda una oportunidad para nuestro sector.

Manuel Lainez Andrés, Director del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA)

Manuel Lainez Andrés, Director del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA)

La bioeconomía es la actividad económica dirigida a obtener productos a partir de materias primas de origen biológico. Maximiza el uso de la materia orgánica, generando a su vez una actividad económica. “La esencia de la bioeconomía es cerrar el círculo del carbono”, puntualizó Manuel Lainez Andrés, Director del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), segundo ponente de la jornada informativa organizada por AEIM.

La bioeconomía puede servir para reforzar la seguridad alimentaria, frente al aumento de la población mundial. Asimismo, es una herramienta útil para mitigar el cambio climático.

Basada en la gestión de recursos sostenibles (tierra, suelo, agua, ecosistemas, flora, fauna, biodiversidad…), genera competitividad, mediante nuevos trabajos y también recuperando actividades tradicionales.

“Es un reto social -declamó Manuel Lainez-. Una vía para frenar la dependencia de los recursos no renovables; combustibles y fuentes de carbono de origen fósil)”.

Un 14,5% de las empresas españolas del sector de la madera y el corcho invirtieron el año pasado un 0,38% de su facturación en innovación

Entre las actividades ligadas a la bioeconomía están la forestal (que en España sólo representa el 0,60% del PIB) o la gestión de la biomasa (0,3% del PIB). Acoge aproximadamente a un 9% de la población activa y, lo que es esperanzador, conlleva un importante potencial de investigación y de innovación. Casi nadie conoce el dato, pero un 14,5% de las empresas españolas del sector de la madera y el corcho invirtieron el año pasado un 0,38% de su facturación en innovación, y se aprovecharon de vías de financiación y colaboración público-privada a tal efecto.

Existen políticas que promueven la bioeconomía: en Europa, en España, en sus Comunidades Autónomas e incluso a nivel municipal. Según el ponente, 16 de las 17 CC.AA. De España han incluido ya la bioeconomía en sus RIS3 (estrategias de especialización inteligente).

“La bioeconomía pasa por mantener y potenciar las cadenas de valor -prosiguió el Director del INIA-. Con sostenibilidad y eficiencia, sin desperdiciar los recursos”.

Por ejemplo, la biomasa se puede transformar en alimentos, biomateriales, bioenergía, productos químicos, combustibles, energía, etc. Extrayendo de ella aquello que tiene valor. Lo mismo que se obtiene del petróleo, pero modificando el origen. Según el ponente, existe ya un mercado para estos productos.

En conclusión, la bioeconomía es la herramienta ideal para alcanzar una economía circular, para mitigar y adaptarnos al cambio climático. Si la sociedad lo acepta, el desarrollo de su demanda será rápido e imparable.

aeim_jornada2017_2

En este escenario, las oportunidades para el sector de la madera son evidentes. Los bosques y los terrenos forestales asociados ocupan en España un 54% de su superficie (27 millones de has.). Los bosques producen madera, leña, corcho, resina, setas, caza, pesca, frutos… De la madera sólo extraemos anualmente el 40%. Pero en el año 2050 el carbono emitido habrá de ser igual que el carbono retenido.

La madera es una materia prima natural y renovable, que se puede reutilizar y reciclar. Con ella se puede fabricar multitud de productos, en una economía circular y sostenible, con acceso a nuevos nichos de mercado. “La madera va a contribuir de forma significativa a la bioeconomía -terminó Manuel Lainez-. Tenemos que comunicarlo, promover sus valores y prestaciones. Es nuestra responsabilidad”.

AEIM agradece la colaboración de American Softwoods, Embajada de Canadá, Tafibra, Universidad de Navarra e INIA para la realización de esta jornada informativa.

Las presentaciones de la jornada están en la web de AEIM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + veinte =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR